Separación confirmada

La ex de Paulo Londra rompió el silencio: "No tiene madurez"

La ex pareja del artista habló con Teleshow y no se calló nada. La joven tiene una hija de 1 año y cinco meses con el cantante y espera, con 8 meses de embarazo, a una segunda pequeña.

07/01/2022 | 10:41

Se acabó el amor entre Paulo Londra y Rocío Moreno, una relación que nació de adolescentes. Él tenía 17 años y daba sus primeros pasos en la música, participando de las batallas de freestyle en las calles de Córdoba, mientras que Rocío soñaba con ser médica veterinaria, carrera que comenzó pero no terminó para acompañar a su novio. 

Luego de seis años de relación, con Isabella y una segunda bebé en camino, se acabó el amor y el deseo de construir una familia juntos. 

Rocío habló con Teleshow sobre la separación nunca oficializada por el artista: hoy los separan 9.200 kilómetros de distancia, puesto que Londra se encuentra en Los Ángeles y ella en Córdoba. 

La joven contó que en el nacimiento de su primera hija Isabella, en 2020, tuvieron una crisis, pero todo había quedado resuelto: "Fue una muy grande, pero él se mostró arrepentido y me pidió disculpas. Hizo muchas promesas, apostamos a la familia y proyectos. Yo creí sus promesas y decidí apostar”.

Luego, con el drama de Londra y Big Ligas, que lo vio obligado a parar en lo musical y una pandemia de por medio, las cosas se complicaron aún más. “Al tiempo empiezan a aparecer situaciones que se convirtieron en crisis -revela Rocío-. Empezó a salir más, a juntarse con amigos. No es que yo no quiera que se junte, el tema es que estaba ausente en la casa y cada vez volvía mas tarde o prácticamente no volvía a casa, y se quedaba en lo de los padres para que yo no viera los horarios y cómo volvía”, contó. 

Rocío aseguró que a su segundo embarazo lo pasó sola y que no se animaba a contarle ni siquiera a su familia por vergüenza. “Tuve miedo por el embarazo, porque una vez me dejaron internada porque no me bajaba la presión, y tenía contracciones recurrentes, sola en la casa, sin tener a alguien cerca para ayudarme a bajar la escalera". 

Sostuvo que Paulo comenzó a alejarse de ella, de su hija y de la vida en familia. 

 Según su relato, de noche Londra salía o se quedaba jugando a la Play, y de día, dormía: “Se despertaba a las 17 o las 19, y se cruzaba a tomar mate en lo de los padres: estaba muy poco acá. Los primeros meses de embarazo estás muy cansada... y él, con los amigos. Recuerdo una madrugada que yo, descompuesta, le pedí que volviera para ayudarme (estaba con su hija de un año) y dijo que llamaba para fastidiarlo. Terminé jugando con Isabella, descompuesta, y apareció a la mañana. Yo no soy de esas personas, como me dijeron de su familia, que ‘mientras tenga la plata y el pan’ no me tengo que preocupar; no quiero eso para mis hijas”.

La última gota que rebalsó el vaso fue que Paulo viajó hacia Los Ángeles y, según Rocío, se enteró porque lo vio en redes sociales. "Toqué fondo cuando se fue a Estados Unidos y me enteré por las redes. No está bien lo que estoy viviendo: no puede ser que me descomponga y termine monitoreándome en las guardias, con 17 de presión, por circunstancias vividas provocadas por él o por su familia”, confesó. 

Aún no sabe cuándo volverá a Argentina, ni siquiera si estará en el nacimiento de su segunda hija que aún no decidieron cómo va a llamarse. 

"No creo que sea susto, tiene que ver las influencias, el entorno y él que no tiene madurez para saber dónde está y lo que debe hacer. Nadie le dice: 'No salgas con amigos'. ¡Al contrario! Tampoco: 'No estés con tu familia’. A mí me gustaba salir, pero tengo una bebé y hay cosas que uno no debe hacer porque hay responsabilidades nuevas. No dejo de ver a mis amigas, pero en otros horarios", completó.

Te puede interesar

Taylor Swift recibió un doctorado Honoris Causa

Lerner y Rusherking fueron tendencia con "Después de ti"

Demandaron a su hijo y su esposa por no darles un hijo